lunes, 18 de junio de 2007

POLLUELOS


La próxima vez que vuelva ya no estarán estos cinco fantásticos que todavía no han asumido su poder. Pueden volar pero no lo saben, por eso miran al vacío, como el primero a la derecha, y adoptan el balanceo extraño del que se repiensa las cosas y no toma decisiones hasta que ya es demasiado tarde. En el aire: o mueves las alas o te estampas. Alguno de ellos tomará la segunda opción inevitablemente, no todos están preparados cuando llega el momento. Los que extiendan las alas, lo harán para siempre. Uno no puede decidir dejar de volar cuando es lo único que sabe hacer, ¿no?. Pues.. no sé. Nosotros lo hacemos. Viene ese momento bajón y entramos en barrena (cuánto mal hizo Top Gun...).

A estos polluelos les quedan sólo unos días para lanzarse. No hay más que ver cómo les han crecido las plumas y la barba, los morros que han echado, la carilla de susto que tienen porque se acerca el día. Bon vent!

3 comentarios:

Villanueva gracias dijo...

Los alimentais? Yo de chiqui tenia polluelos en casa y cada huevada ( o como se llame) se acababan muriendo por escasez de alimento. Estos son muy chulos, seguro que acaban saliendo a sus tios adoptivos...besos

Rodrigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pau dijo...

Txiki!!! Veo que cada día te salen más admiradores, no? Aisss... que estoy más descolgada que la ostia, no tengo perdón, lo sé... pero las últimas semanas están siendo un caos... no sé... (soy adicta a los puntos suspensivos, te habías quedado?). Pronto volveré a entrar en órbita, hasta entonces, trataré de seguir contando cómo me trata la vida, sí? Cuídeseme (cuidame a la Gaz también, que tu la tienes cerca)