domingo, 8 de julio de 2007

NO ES PETER PETRELLI


No es Peter Petrelli. Tiene los ojos marrones, el pelo corto, es mucho más alto y más desgarbado, fuma, lo de "salva a la cheerleader, salva al mundo" le suena a chino o japonés porque nunca apareció un Hiro Nakamura en su vida que le marcara el camino. Vuela con la mente -como todos-, quiere ser invisible aunque no lo consigue, no se curan sus heridas sin más -tampoco el lumbago- y aún sin el poder de leer la mente es capaz de adivinar muchas cosas.

Hace que el sol salga antes, que el tiempo pase mucho más deprisa a su lado -tiene una idea sin patentar que consiste en siestas que duran en mi reloj cinco minutos pero en el resto de medidores de segundos muchísimo más-, que sus ronquidos eliminen el ruido mundial... etc, etc. Que no es el susodicho y poderosísimo Peter Petrelli pero me la pela porque sabe hacer armarios y colgar cortinas como nadie y repara todos mis traumas con una paciencia infinita y cediéndome el taladro sin casi miedo...

"Esa es tu verdad", dirá algún listo... Pues sí, es la mía y pa eso está.

1 comentario:

Olaguiben dijo...

la verdad se convierte en eso,en verdad, en el momento en que la comparts con alguien. Sea la unica o no , da lo mismo, es la unica manera de seguir avanzando
Besos