miércoles, 18 de julio de 2007

FAMILIARIDAD



Reconozco a las 19.30 a la típica chocholoco del instituto en una petarda de entre los 100 italianos que llegan a la escuela. Aplaude a cada nombre que se lee y grita “Bravíssimo” con convicción, arrastrando al resto. Es la que más ha chupado en su vida, sus minishorts son un aviso. Después de pedirle, por favor, y en un tono bajito, primero desde lejos y luego tocándole el hombro, que se calle me acerco a ella, la cojo del brazo con suavidad y sonriendo y le digo: “Me entiendes perfectamente. No te lo voy a repetir. O te callas la puta boca o te vuelves a tu país mañana por la mañana”. Está en la edad de la chulería pero en mal sitio. “Cuando te crezcan las tetas y tengas el pepe curtido a leches varias me vienes otra vez y, lo mismo, discutimos...” Calabria y El Prat tampoco son tan diferentes así que gano yo por edad y por mis huevos que ya las pasé putas con lerdas como tú a tus años y de algo me ha servido el tiempo. Pringá.



Conversación 24 horas en el pasado con Manoloide. Como siempre. Dos semanas parecen un montón y son un nada si pienso en los siete meses que hace que no te veo, corazón! Hay ganas de achuchones, cabrón, que nos tienes olvidados.... Aisss... el pallo, que no se acuerda de nadie...



La Cantabraca afirma que hubiera reconocido al Panadero en la calle. “Cuando lo vi no me sorprendió, fue como familiar, como si lo conociera de antes... de buen rollo. Es justo como tú decías, muy grande y muy bueno... adoptable, como dice la Gaz.” Y nadie tiene huevos a rectificar su discurso y decirle que no es indefinido sino perfecto porque ha sido hace un rato...



La familiaridad es algo así como cuando vas a un sitio fuera de Cataluña y te encuentras con que, en ese bar, sirven Estrella o Voll-Damm, cuando te interrumpe una llamada el post que scribes o libro que lees, cuando llegas a casa y abres una birrita en buena compañía y rajas del mundo o charlas sin más... Te hace ilusión, es algo conocido, te da con facilidad buen karma -que diría Sabina-.



Hombro-almohada, pegar la nariz a la espalda, "Buenas noches...", "¿Has dormido bien?"... Lo familiar se repite, afortunadamente, a cada poco... Y que siga así.



1 comentario:

gaz dijo...

hellou! la gaz aprovexa pa saludar (como si no te viera eh?) jejeje en fins que el fotolo de la topish esta q se sale del mapa hoy, q le exe un vistazo si no lo ha hexo usté ya
muaka