miércoles, 28 de noviembre de 2007

ORIENTE



Angélica y la Gazmoña hablaban hoy de Gun Kun Chun, el nuevo ídolo de masas, el hombre que es capaz de repetir sin variar la posición de los músculos de su cara todo lo que ellas dicen. Lleva tres días entre nosotros. Escaso tiempo pero intenso, muy sudado y muy sufrido. Adoptado desde el primer momento y querido al mismo tiempo, aunque sólo sea por las risas que nos echamos luego explicando sus primeros pasos en nuestro mundo occidental.

- Hola, ¿qué tal?

- Holaquetal –dice recolocándose las gafas.

- Bien, gracias, ¿cómo te llamas?

- Bienglaciacomotellamasse? – sonríe.

- Yo me llamo Angélica, ¿y tú?

- Yo me llamo Angélica, ¿Y tú? –sigue sonriendo

- No, no , Gun Kun Chun, YO me llamo Angélica

- No, no, Chun Glun Cun

- ¡¡Para, paraaaa!!! Vamos a ver... Más básico. YO –señalándose con el dedo- Angélica.

- Yo Angélica –se mira el dedo sin decidirse a usarlo.

- Nooo... No me suplantes la identidad, hombre, no... Angelicooo...

- Angelicooo –marca todo lo que puede lo que él supone un tipo de acento

- No, no... joder.... –la rubia se ríe sin perder la fe.

- Jodere

- No, coño, no –“cómo la estoy cagando... esto es un bucle sin salida”

- Nocoñono

- Me cago en la ostia, ¡deja de repetir!

Silencio. Es chino pero entiende de gestos y la princesita tiene un tic nervioso en el labio superior y parpadea ostensiblemente. Respira. Plan B.

- Voy a escribir tu nombre. Ya sé que no tienes ni idea de qué te estoy diciendo pero no te preocupes lo más mínimo que tenemos dos horas por delante y yo me voy de aquí muertecita pero profesional ante todo. Mira, chino, mira...

El chino ve su nombre en la pizarra, junto al de su profesora. Se le nublan los ojos.

- Vamos a probarlo otra vez, a ver si evitamos el suicidio... Te llamas Gun Kun Chun.

- Te llamas Gun Kun Chun.

- ¡Sí! O sea no, pero lo has pillao un poquito... venga, va, guapetón, que tú puedes... Gun Kun Chun es tu NOMBRE.

- Moment.

- ¡La puta! ¡Ahora hablas!

El chino, criaturita, se saca una de esas minimáquinas parlantes y apunta...

- Sistema fonético.

- ¿Sistema fonético? Sabrás tú de sistemas fonéticos si no sabes ni cómo te llamas... aissshhh.... Mira, Gun Kun Chun.

Él sigue mirando la pantalla de su ordenador.

- Gun Kun Chun...

Nada.

- ¡Gun Kun Chun! ¡Niño!

Él mira a la rubia y pone cara de susto.

- Tú Gun Kun Chun. Yo Angélica.

- Yo Angélica.

- No, YO Gun Kun Chun.

- Yo Cuchuflun.

- YO.

Él vuelve a su ordenador desesperado y se le ilumina la cara aunque calla.

- ¿Ya? ¿Ahora? Gracias pues a la tecnología... Yo Angélica, ¿y tú?

- Yo Ton

- ¿Ton? ¿Te llamas Ton? Repite, hijo mío: Me llamo Ton

- Yo Ton.

- Pues ale, salao, pa ti la perra chica.

Pienso en todos esos momentos. Clistina preguntó, preocupada “¿Por qué TAMARA?” Y nosotras flipando... “Pues... Tamara... no sé, porque les gustaría el nombre a sus padres..” Aquél otro, no recuerdo su nombre, que después de ver “Mar adentro” resumió el argumento diciendo que iba de un hombre que estaba en estado verdura. Se mostraba sorprendida por la ignorancia de los españoles una japonesa: Los ancianos por la calle dicen a mí ven aquí, chinita, ven aquí. O Ayaka “me duelen las chuletas”, tocándose las costillas.

Qué pensará el mundo oriental de nosotros y cuántas risas a nuestra costa. Y viceversa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Kun chun chun presidente!!! en cuantico se aprenda su nombre que empiece a firmar papeles y campañas neng!

jejeje

gaz dijo...

perdón olvidé firmar: La gaz, fan incondicional y condicional y sufrida y un día de estos victoriosa de Kun chun chun

maica dijo...

Tiene delito que abro el correo y sólo veo mails tuyos zorrón!! ¿No tienes suficiente con 16 horas de Maiki al día? Lo que nos va la caña, coño! Besos, floripondio!

Anónimo dijo...

A mi me dulen las morcillas de aporrar el teclado del ordenador. Sigo pansando en nombres de comida tan buenos par llamar a partes del cuerpo. Me duelen las chuletas!!!
of nothing of nothing!!
Besos guapa