martes, 10 de diciembre de 2013

HASTA EL POTORRO


Una se planta de "vacaciones" la segunda semana de diciembre y se las promete épicas.... ¡sorpresa, pringá! Joder, los años que tengo y parezco nueva a veces... Ditamiestampa...

Cuatro puntos básicos que se tambalean a lo loco.

1. Familia: ... que dice mi padre que no le regalará nada a mi madre porque ella no le regalará nada a él y que eso son temas de pareja y que no me meta que no tengo nada yo ahí que hacer ni que opinar... Puta Navidad y puta mierda. Todo el día hoy comprando regalos, envolviendo regalos, poniéndoles pijaditas, escribiendo dedicatorias... ¿¿¿para esto??? Josdeputa.

2. Casa: ... que sí, que celebramos que seguíamos aquí pero que no, que no teníamos que haberlo celebrado tanto... Resulta que ahora, dos meses después, la compi se ve más allá que acá, o sea, que lo de su churri va bien y, claro, la ecuación Tetuán le da resultado negativo. Cómo no voy a entenderlo, chavales, faltaría más.

3. Curros: Con decir que no siento que esté de vacaciones lo digo todo. Que me lo monto fatal, también. Y el puto cansancio mental que arrastro junto con la lengua fuera la mayor parte del tiempo como si fuera lo normal ya.

4. Yo: lo peorcico. De hostia a cámara lenta en toda la jeta. A lo más que he llegado últimamente es a perpetrar una crema de calabaza y zanahoria que se caga la perra de rica que está. No es suficiente. Aspiro a la perfección. ;-) Alé, ya podéis seguir poniéndome piedrecitas en el camino que yo, a lo Ruth Beitia, saltaré lo que haga falta. Malditos.


1 comentario:

ANANDA mOOntsEsteban dijo...

Madre mía! No sé ni que decirte!! :X
Mejor un abrazo!! :*